José María Molina Caballero Poeta. Director de la revista ÁNFORA NOVA - Rute -Córdoba

Como una lluvia de cometas resplandeciente sobre el cielo nuestras miradas acarician con la suavidad de la seda, unos paisajes purificadores de luz armoniosa y fruitiva.

En unos instantes nos encontraremos en una búsqueda perenne. Nuestras almas se alzan sensibles y entregadas al silencio inmóvil que nos envuelve como manto de permanentes emociones, en una atmósfera meditativa donde se vierten escenas ajenas al inadudible ritmo del tiempo y sus insondables designios. Los ojos se debaten, placenteros, entre los resquicios de nuestros pasos, y las pinturas de Pedro Roldán se nos recrean palpitantes discursos, naturaleza apasionada de cada uno de sus destellos, cíe cada trayecto de su universo. Conociendo personalmente a Pedro podemos comprender la esencia misma de su obra, esos registros cromáticos personalísimos que se proyectan halo de espiritualidad profunda. Basta contemplar la naturaleza conmovedora de las obras, el misterio que les envuelve, Ca expresión relajante de Cas Cuces inscritas en ef tiempo detenido que alimenta el espectro de sus días y sus noches, de sus anhelos y emociones, capricho de los dioses. Las verdades se nos otorgan destellos de incombustible trayecto, horizontes bordados de armonía, pinturas encendidas de pasiones.

Sin cuenta? Registrar ahora!

Sign in to your account